4 Ways To Train Your Cat Out of Obesity

4 formas de entrenar a tu gato para que no sea obeso

Según un estudio de 2008 realizado por la Asociación para la Prevención de la Obesidad de las Mascotas, se estima que el 57 % de los gatos de EE. UU. tienen sobrepeso o son obesos. La obesidad en sí misma puede conducir a una serie de condiciones que pueden reducir la calidad de vida de los gatos e incluso pueden costarles la vida. Es extremadamente raro que su gato tenga una razón médica para su obesidad; Su condición física generalmente se debe a comer demasiado y hacer muy poco ejercicio.

No es fácil poner a tu gato en un plan de dieta y ejercicio, especialmente si lleva una vida sedentaria en interiores. Pero puede trabajar con su veterinario para desarrollar un programa de pérdida de peso felino, diseñado para mejorar la salud y el nivel de actividad de su gato.

1. Siguiendo el ejemplo de Weight Watchers 

Programe a su gato para un pesaje oficial en la oficina del veterinario. Esto le permite a usted y a su veterinario determinar cuánto peso necesitan perder y cuánto se puede esperar que pierdan con seguridad cada mes. Un examen veterinario puede ayudar a garantizar que su gato no tenga ningún problema de salud subyacente que pueda interferir o empeorar con la pérdida de peso.

2. Planifique una dieta para su gato

Determina las necesidades calóricas de tu gato. El gato promedio de 4,5 kg (10 lb) necesita de 180 a 200 calorías por día. Las necesidades calóricas de su propio gato dependen de varios factores, como la edad, el nivel de actividad y la salud en general. Por ejemplo, los gatos jóvenes y los gatos al aire libre son muy activos y necesitan más calorías que los gatos mayores y los gatos de interior. El veterinario puede ayudarlo a determinar cuántas calorías necesita su gato por día.

Seleccione un alimento de alta calidad para su gato. Leer atentamente la etiqueta del alimento lo ayudará a tomar una buena decisión para elegir el alimento para su gato. Busque una declaración que indique que el alimento está completo (contiene todos los nutrientes requeridos) y balanceado (todos los nutrientes se agregan en sus proporciones correctas). Una comida para gatos de alta calidad tendrá carne o mariscos entre sus primeros ingredientes y mejor elegir comida enlatada, porque tiene un contenido de agua mucho más alto que la comida seca.

Tenga en cuenta que las necesidades nutricionales de su gato cambiarán a medida que crezca. Los alimentos para gatos según las etapas de la vida están disponibles. Es posible que desee hablar con su veterinario a medida que su gato crece para asegurarse de que tenga una buena dieta que lo mantenga saludable y prevenga la obesidad.

Alimenta a tu gato a las horas designadas. La alimentación de libre elección es uno de los mayores culpables de la obesidad felina. Alimente a su gato de 3 a 4 veces al día y retire la comida después de 10 a 60 minutos. Los tiempos de comida designados también pueden ayudarlo a controlar cuánto come su gato.

Use comida más pequeña o un tazón de alimentación lento. Una excelente manera de evitar que su gato coma en exceso es usar tazones de comida más pequeños . Por supuesto, tu gato no entenderá el truco psicológico de comer menos comiendo de un plato más pequeño. Sin embargo, le ayudará a mantener las porciones de su comida bajo control. Recuerde usar una taza medidora cuando mida su comida. Considere colocar el plato de comida de su gato en un lugar que esté relativamente lejos de su lugar favorito. Esto le dará actividad física adicional mientras camina hacia y desde su plato.


Reduzca al mínimo la ingesta de golosinas de su gato. Las golosinas son otra causa importante de la obesidad felina. Si no es factible eliminar las golosinas, dáselas solo por razones específicas, como administrarle medicamentos o premiarla durante el entrenamiento. Las golosinas deben constituir solo del 10 al 15 % de la ingesta calórica diaria de su gato. Algunos ejemplos de golosinas saludables son las judías verdes cocidas, las zanahorias cocidas y las palomitas de maíz infladas.

Prueba diferentes juegos de comida. La comida de tu gato no tiene que consistir solo en comer comida de un tazón. ¡Haz que comer sea divertido para ella! Oculte porciones de su comida en diferentes lugares, esto fomentará su instinto natural de caza. Considere arrojar algo de su comida por la habitación o por un pasillo para agregar algo de actividad física.También puedes poner algo de su comida en un comedero de rompecabezas, lo que le dará estimulación física y mental

3. Animar a tu gato a jugar y hacer ejercicio 

Programe tiempo de juego regular con su gato. Además de una dieta adecuada, el ejercicio es esencial para prevenir la obesidad en su gato. Además de prevenir la obesidad, el ejercicio tonifica los músculos de su gato, mantiene sus articulaciones flexibles, alivia su aburrimiento y libera la energía acumulada. Programe varias sesiones de juego de 10 a 15 minutos con su gato todos los días.

Juega juegos interactivos con tu gato. Los juegos interactivos le dan a tu gato la oportunidad de sacar a relucir sus instintos naturales para cazar y perseguir. Por ejemplo, mueve una luz láser por el suelo y observa cómo la persigue. También puedes colgar un pluma o ratón de juguete de una varita de plástico y hacer que tu gato salte para atraparlo. Además, haga rodar algunas bolas pequeñas por el suelo para que pueda perseguirlas.

Dale a tu gato algo para trepar o rascarse. Un poste para rascar le daría a tu gato la oportunidad de hacer ejercicio y estirar los músculos. Los postes para rascar vienen en diferentes texturas, como el sisal, y están orientados vertical u horizontalmente. Considere tener varios postes para rascar en diferentes lugares (especialmente si tiene varios gatos) para darle a su gato algo de variedad. Los árboles para gatos y las perchas montadas en la pared alientan a los gatos a trepar y saltar.

Sea creativo con una caja de cartón. Por simple que parezca, una caja de cartón puede ser muy intrigante para su gato. Corta algunos agujeros en la caja, voltea la caja y esconde algo de comida dentro. Tu gato se divertirá maniobrando la caja para llegar a la comida.

4. Monitoreo del peso de su gato

Pese a su gato regularmente. Pese a su gato regularmente (aproximadamente una vez al mes). Péselo a la misma hora del día y en la misma báscula cada vez. Considere comprar una báscula de caza/pesca. Primero pesa el transportador de tu gato. Luego coloque a su gato en la jaula y reste el peso de la jaula del peso de la jaula más su gato.

Determina el puntaje de condición corporal (BCS) de tu gato. Un BCS es una forma común de evaluar un peso saludable o no saludable. Para determinar el BCS de su gato, examinará algunos aspectos clave de su apariencia física: la visibilidad de su cintura, el pliegue de su abdomen y la capacidad de ver y sentir sus costillas. La escala para el BCS es de 1 a 5 (1 es demacrado, 3 es ideal, 5 es obeso) o de 1 a 9 (1 es demacrado, 4 a 5 es ideal, 9 es severamente obeso).

Lleve a su gato al veterinario. La obesidad es un problema de salud importante en los gatos. Su veterinario puede vigilar de cerca el peso de su gato y sugerir recomendaciones sobre cómo hacer que su gato pierda peso, si es necesario. Él o ella también podría ser un gran recurso para obtener información sobre cómo se ve la obesidad felina y cómo prevenirla.

Obtenga información sobre las causas médicas de la obesidad. Aunque comer en exceso suele ser el culpable de la obesidad felina, las condiciones médicas pueden hacer que un gato aumente de peso. Ejemplos de estas condiciones son el hipotiroidismo, el insulinoma (un tumor en el páncreas que provoca una liberación excesiva de insulina), la enfermedad de Cushing (función anormal de las glándulas suprarrenales) y la enfermedad de la glándula pituitaria. Si su gato está aumentando de peso a pesar de sus mejores esfuerzos para mantenerlo delgado, llévelo a su veterinario para un examen médico adicional.

 

.
volver al blog

Deja un comentario

Tenga en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.